Cerrar
(0) artículos
Usted no tiene artículos en su pedido.
Encuentra tu producto
    Filters
    Preferencias
    Buscar
    Entradas del Blog

    Cremas antioxidantes: ¿Para qué sirven?

    Muchas marcas de primer nivel como Atache, Caudalie o Sesderma han lanzado sus propias cremas antioxidantes especialmente para el rostro. Aunque siempre habrá diversidad de opiniones, lo cierto es que el resultado que ofrece este tipo de tratamientos es positivo y beneficioso para la mayoría de personas. Pero para que funcione, es importante escoger correctamente el producto adecuado para cada piel. Desde Farmacia Vida queremos comentar algunos aspectos sobre las cremas antioxidantes. 

    A diario, nuestra piel se ve afectada por una diversidad de factores externos llamados radicales libres que la dañan y le afectan de forma negativa.

    Estos factores pueden ser un exceso de sol, el consumo de tabaco, de bebidas alcohólicas, la mala alimentación abusando de grasas y comida rápida preparada, la propia contaminación ambiental, etc.  

     

    ¿Qué son los Radicales Libres?

    Los radicales libres son especies químicas inestables que dañan a las células al oxidar sus componentes más importantes como la elastina, el colágeno o las membranas celulares.

    Nuestro propio cuerpo tiene mecanismos para combatirlos y eliminarlos, pero cuando hay un exceso de radicales, el cuerpo no es capaz de acabar con todo y es por lo que se acaba acumulando y dañando la piel. Los principales efectos nocivos son:

    •          Aparición de manchas
    •          Formación de arrugas y líneas de expresión
    •          Envejecimiento prematuro

    Para evitar estos efectos es necesario utilizar productos que ayudan a combatir este exceso de radicales libres y toxinas que el propio cuerpo no es capaz de expulsar.  Algunos productos antioxidantes contienen vitaminas del grupo A, C y E  y minerales como el zinc y el selenio, que tienen propiedades antioxidantes.

    Cremas Antioxidantes: Propiedades 

    Las propiedades más importantes de las cremas antioxidantes son cuatro: 

    1.        Hidratar la piel en profundidad, dejándola suave y sedosa
    2.        Ejercen un efecto tensor y antiarrugas que ayuda a mantener la piel más tersa y estirada.
    3.        Proporcionan un efecto antifatiga
    4.        Consiguen un efecto antioxidante, que combate de forma intensa a los radicales libres y al proceso del fotoenvejecimiento cutáneo.
    Deje su comentario